1928-1988

FOTO CLUB VALENCIA

HISTORIA DEL FOTO CLUB AMPLIADA

1928-1988

En la búsqueda de antecedentes sobre la posible existencia en Valencia de alguna sociedad fotográfica de aficionados, la primera huella que encontramos data de 1888, mas concretamente, la referencia es el diario Las Provincias de fecha 28 de octubre de 1888 en donde se dice que “ha crecido mucho en Valencia el número de aficionados a la fotografía, merced al adelanto cada día mayor en los procedimientos” y se comenta que estos aficionados se están reuniendo en el Ateneo, donde establecen departamentos.

La segunda huella, esta vez de carácter más consistente, corresponde a el año 1894, con fecha 6 de octubre, también en el diario Las Provincias donde se publica un anuncio dirigido a los aficionados a la fotografía, mediante el cual se les convoca a una reunión “con el propósito de constituirse en Sociedad”, firmado por Carlos Uberos. Tal convocatoria, dio lugar a la formación de la Sociedad Fotográfica Valenciana, con sede en la calle Pizarro nº 19 cuya primera directiva provisional fue presidida por el conocido fotógrafo aficionado Pablo Orellana Rincón.

La Sociedad Fotográfica Valenciana, se constituyó formalmente al parecer el día 1 de enero de 1895 y tenia por objeto fomentar la afición a la fotografía. En la junta directiva que se formó el 31 de diciembre de 1894, figuraba como presidente D. Alejandro Reyero, vice-presidente D. Juan Andujar, tesorero D. Francisco Mata, secretario D. Lorenzo Fillot y como vocales entre otros Barón de Ariza, Luis Manzano y José Donat.

La ausencia de documentación en los archivos (en la Delegación del Gobierno nos informan que la documentación relativa a sociedades desapareció con la riada de 1957) nos impide precisar la fecha en que se disolvió esta Sociedad, pero calculamos que debió de ser a comienzos del siglo XX.

La tercera huella referida a grupos fotográficos de aficionados la encontramos en el Catálogo del Tercer Salón Internacional, Organizado por el Photo Club D’Alger (Francia) en 1913, en el que aparecen seleccionados cinco fotógrafos valencianos (Arturo Ferrando, Martínez Sanz, Roberto Moroder, Vicente Peydró y Lázaro Bayarri) y a todos ellos se les cita con las iniciales C.B.A.V. (cuya identificación es Club de Bellas Artes de Valencia). Ante este hecho suponemos que posiblemente, por esta época funcionaria en el Circulo de Bellas Artes de Valencia alguna sección dedicada a la fotografía, pero debió de ser poco tiempo, ya que en sucesivos catálogos internacionales de otros salones no consta la mencionada filiación y en los manuscritos de Vicente Peydró (del que hablaré mas adelante, por ser un personaje importante en esta historia) tampoco se hace ninguna alusión al respecto.

Como comenta D. José Ramón Cancer en su libro Fotógrafo Peydró, una mirada personal, el fenómeno del asociacionismo fotográfico en España, se manifiesta tardíamente, el porque de esta situación no ha sido estudiado en profundidad, aunque si tenemos en cuenta el índice de analfabetismo, la precariedad económica y el típico individualismo español, la suma de este conjunto de circunstancias, nos podría dar la clave para elaborar una respuesta, a lo cual, sin duda habría que añadir la especial filosofía del “que inventen ellos”.

 

Referente a Valencia, a pesar de que no había hasta entonces una gran actividad fotográfica, no hay que olvidar que Valencia fue junto a Madrid y Barcelona de las primeras ciudades españolas en que se experimentó el daguerrotipo.También en la Exposición de 1909 celebrada en Valencia, dentro de la sección dedicada a Bellas Artes, había dos salas dedicadas a la fotografía, una para fotógrafos aficionados y la otra para profesionales, que fueron muy visitadas.

De nuevo en la Exposición Nacional de 1910, también celebrada en Valencia, cabe destacar la celebración de un Concurso Nacional de Fotografía, donde se inscribieron sesenta y cinco expositores y que presentaron trescientas sesenta y tres obras en total.Por tanto podemos asegurar que en la época que estamos tratando, había muchos fotógrafos aficionados valencianos, pero carecían de organización.

En febrero de 1927, tubo lugar en la Sala Imperium de Valencia, una exposición de fotografías de los Sres. Vicente Peydró y Luis Llana y lo cierto es que a raíz de esta exposición los fotógrafos aficionados valencianos empezaron a interrelacionarse, y fruto de esta nueva situación fue la fundación del Foto Club Valencia al año siguiente.

En el archivo de D. José Huguet, se conservan unas hojas sueltas manuscritas por D. Vicente Peydró (de nuevo Vicente Peydró), en las que podemos leer “Valencia siempre ha tenido buenos aficionados a la fotografía pero estamos disgregados y nunca hubo la unión necesaria entre todos los que comulgamos en tan artística afición, no han podido apreciarse los progresos que individualmente y laborando cada uno en su casa iban haciendo los entusiastas al arte de Daguerre. Mi deseo ha sido siempre el poder reunir elementos tan dispersos y con este fin en febrero de 1927 mi querido amigo Luis Llana y yo, organizamos una exposición de fotografías con obras nuestras, en el Salón Imperium, que fue visitadísima.

 Algún tiempo después invitamos a los aficionados para que acudieran a las reuniones que en el café Colón celebramos los jueves unos cuantos entusiastas a la fotografía. De estas reuniones nació la idea de fundar el Foto Club Valencia, que tengo el honor de presidir y que debe su existencia al entusiasmo y laboriosidad de sus socios…”

Nada dice Vicente Peydró respecto a como se llevó a efecto esa invitación a los fotógrafos valencianos, pero en una conversación mantenida hace unos años con su hijo D. Elias, me informó que tal invitación consistía en una nota impresa, en la que se hacia un llamamiento a todos los fotógrafos para que acudieran a Casa Manero en una fecha y hora determinada, añadiendo que “la unión hace la fuerza”. Estas pequeñas notas impresas se introducían enrolladas en las cajas de los productos fotográficos de mayor consumo que se vendían en Casa Manero, de tal manera que el comprador, necesariamente tropezaba con ella al abrir el producto.

Casa Manero, era un establecimiento comercial dedicado a la venta de cámaras y material fotográfico, sito en la plaza Porchets, nº 14 de Valencia y era una de las pocas tiendas que había en Valencia dedicada exclusivamente a la venta de aparatos fotográficos.

Sabemos que en la trastienda, a la hora del cierre, se formaba una tertulia diaria con los clientes más asiduos, en la que participaban tanto profesionales (Francisco Sanchis, Valentín Pla, Cairo etc.) como aficionados, (Peydró, Llana, Martínez Sanz, Matutano etc.), es decir que la forma de comunicarse y de formarse los fotógrafos aficionados era a través de tertulias que mantuvieron en Casa Manero y en el Café Colón, y en el transcurso de estas reuniones, Vicente Peydró propuso la idea de constituir una sociedad fotográfica, que fue aceptada por los demás contertulios.

Se dedicaron a buscar un local adecuado a sus fines y que estuviese en un lugar céntrico, y finalmente encontraron acomodo en una sociedad deportiva denominada La Cinegética ( que era muy conocida ya que funcionaba desde diciembre de 1910), sita en la calle Paz, 26 de Valencia.

El 29 de noviembre de 1928, se constituyó una Comisión Gestora, presidida por Vicente Peydró la cual procedió a redactar y rubricar el reglamento (formado por 30 artículos divididos en siete capítulos) de una sociedad denominada Foto Club Valencia, integrada como una sección dentro de la Cinegética, pero que obrará con absoluta independencia en todos los asuntos que afecten a su creación y finalidadLa segunda huella, esta vez de carácter más consistente, corresponde a el año 1894, con fecha 6 de octubre, también en el diario Las Provincias donde se publica un anuncio dirigido a los aficionados a la fotografía, mediante el cual se les convoca a una reunión “con el propósito de constituirse en Sociedad”, firmado por Carlos Uberos. Tal convocatoria, dio lugar a la formación de la Sociedad Fotográfica Valenciana, con sede en la calle Pizarro nº 19 cuya primera directiva provisional fue presidida por el conocido fotógrafo aficionado Pablo Orellana Rincón.

La Sociedad Fotográfica Valenciana, se constituyó formalmente al parecer el día 1 de enero de 1895 y tenia por objeto fomentar la afición a la fotografía. En la junta directiva que se formó el 31 de diciembre de 1894, figuraba como presidente D. Alejandro Reyero, vice-presidente D. Juan Andujar, tesorero D. Francisco Mata, secretario D. Lorenzo Fillot y como vocales entre otros Barón de Ariza, Luis Manzano y José Donat.

CA ES
Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad